Artículos de metodología

¿Cómo se redactan los objetivos de una investigación?

Los objetivos indican cuáles son las metas de conocimiento a alcanzar: a qué resultados se quiere llegar ( no dar los resultados, sino plantearlos en forma genérica). Deben expresarse en forma concisa, clara e inequívoca.

Los objetivos no pueden ser juicios de valor y generalmente, se expresan comenzando con un verbo en infinitivo que indica la vía de conocimiento por la que se procederá.

Por ejemplo:
  • Analizar
  • Comparar
  • Definir
  • Clasificar
  • Sistematizar
  • Criticar
  • Explicar
  • Describir
  • Sintetizar
Los objetivos  pueden desagregarse en:

1. Objetivos Generales
 Son el marco de referencia de lo que se pretende aportar y demostrar en la tesis.
 Se indica en algunas proposiciones cuál es el área temática y el problema que específicamente se atenderá. Debe estar en perfecta armonía con  lo expuesto en el planteo del problema .

2. Objetivos Específicos
Son sub-objetivos que descentralizan la focalización del tema, pero dentro de su contexto. Son partes de un todo, enunciadas para facilitar la comprensión de las metas a las que se arribará con las conclusiones, para integrar las mismas, en un conjunto armónico.

Se focalizan las tareas a desarrollar en la investigación en una serie de proposiciones que desagregan los contenidos implícitos en 1.  Deben estar en perfecta armonía con lo expuesto en ese ítem.

Los errores más comunes en la definición de los objetivos son:
  • Ser demasiado amplios y generalizados.
  • Objetivos específicos no contenidos en los generales.
  • Planteo de pasos como si fueran objetivos (confundir métodos, caminos, con objetivos)
  • Confusión entre objetivos y políticas o planes para llegar a lo que es la finalidad práctica
  • Falta de relación entre los objetivos, el marco teórico y la metodología: los objetivos son el destino de la tesis; el marco teórico, el terreno y la metodología, el camino a seguir